BUSCAR

lunes, 18 de enero de 2010

Terror

Siempre recordaré la expresión de intenso placer con que la persona sentada frente a mi en una biblioteca pública disfrutaba de un libro. Yo, entre tanto, estudiaba para un examen y claro, no pude resistir la tentación de mirar la portada de la novela cuando ella salió.
Así descubrí a un gran maestro del terror: Lovecraft. Aquella chica me introdujo a un autor que me gusta mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides escribir nombre, apellidos y curso al principio de tu comentario. Elige Perfil Anónimo y después pincha Publicar.